Costa de Amalfi

La escarpada costa es una auténtica maravilla. Lo más impresionante son las vistas sobre todo desde el autobusillo que recorre la sinuosa carretera que discurre tallada sobre los acantilados descubriendo en cada curva una visión mejor que la anterior.

El viaje desde Sorrento en autobús dura aproximadamente hora y media hasta Amalfi. Desde allí sale otro autobús que hace la ruta de Amalfi a Salerno, al que tuvimos que cambiar para poder llegar a Maiori, donde teníamos el alojamiento.

Los coloridos pueblos se van sucediendo al paso del autobús, apareciendo encaramados a los precipicios tras cada curva.

Positano es el primero que se encuentra desde Sorrento y el más famoso (y caro) de la costa. Es claramente el más espectacular por sus casas de vivos colores que suben por callejuelas empinadísims y escaleras hasta una impresionante altura sobre las escarpadas pendientes. Las pequeñas callejuelas son un hervidero de gente, Iglesias, tiendas y bares que te conducen hasta la pequeña playa que hay abajo del todo, en el puerto.

Positano

Hay otros pequeños pueblos hasta Amalfi, como Praiano o Furore, que nos regalan bonitas vistas desde el autobús (y también un poco de miedo) al ver el altísimo acantilado desde el borde mismo de la carretera. Nos quedó pendiente Ravello, del que nos hablaron maravillas tambíen. Apuntado para otra ocasion :-).

Amalfi da el nombre a toda la costa y es punto de llegada y salida de autobuses y barcos, por lo que está siempre plagado de excursionistas. En general los pueblos de la costa Amalfitana no tienen mucho que ver desde el punto de vista monumental, pero la excepción está en la catedral de Amalfi. Es imprescindible ver su cripta alucinantemente decorada al más puro estilo Barroco italiano con frescos, dorados y mármoles en honor a San Andrés. Hay también una antigua capilla anexa a la catedral con antiguos frescos y una impresionante colección de reliquias o obras de arte, a la que se accede atravesando un patio de estilo árabe. Por supuesto la catedral en sí misma también merece la pena, con sus columnas de mármol y su artesonado de oro, aunque palidece en comparación con la cripta.

Amalfi - Catedral Amalfi - Catedral

Por lo demás Amalfi tiene poco de inerés: una calle pricipal no muy larga con las típicas tiendas de recuerdos y atiborrada de turistas. Si te apartas un poco de esta calle principal te encuentras con calles “túneles” bajo las casas, que en realidad son antiguas callejuelas sobre las que han ido construyendo los edificios para aprovechar el escaso espacio. Muy curioso.

Finalmente llegamos a Maiori, el pueblo con la playa más extensa de toda la costa. En Italia la mayor parte de las playas son privadas, con tumbonas y sombrillas que te alquilan por días. Aunque en todas las playas que vimos siempre había una pequeña zona pública, solía ser la parte “más fea” en un rincón de la playa. En Maiori tuvimos ocasión de disfrutar de varias horas de playa para descansar de los ajetreados días previos.

hotel_redDormimos en la Casa Marilisa, un apartamento en pleno centro de Maiori que encontramos por unos 75€ la noche. Toda la costa amalfitana es muy cara en cuuanto a alojamiento y es muy difícil encontrar algo decente por menos de 200€. El apartamento era muy amplio y moderno, decorado con mucho gusto. Estaba muy limpio y equipado al completo incluso con aire acondicionado, todo un acierto.

Maiori es más tranquilo que otros pueblos como Amalfi o Positano. Tiene apenas unos 5 o 6 pequeños restaurantes y a esta altura del año había poco ambiente por la noche.

restaurante_redUna noche cenamos en la pizzería Il Baluardo, en un callejón lateral a la calle peatonal principal Corso Regina, un sitio especializado en carnes a la parrilla. La carne era de excelente calidad y, en la línea habitual del sur de Italia, muy barata. Con un entrante, otro plato principal y vino, la cuenta total salió por 36€. Recomendado.

restaurante_redOtro día cenamos en El Dorado, un restaurante en pleno paseo marítimo enfrente de la playa. Pedimos pasta al’astice, o sea con langosta. Es sorprendente lo barato que está la langosta y aunque no tiene la calidad de la del Cantábrico o mares más fríos estaba muy sabrosa y bien preparada. Al final, un entrante, dos platos principales y vino por 54€ los dos.

Toda la costa está salpicada de torreones defensivos, ya que Amalfi fue una poderosa república naval en el pasado. Cenamos en uno de ellas en uno de los salientes rocosos que protegen la ciudad en Maiori, la Torre Normanna: una majestuosa torre de piedra construido encima en un islote y unida a tierra firme por un bonito puente. Todo ello preciosamente iluminado de noche.

Maiori - Torre Normanna

restaurante_redLa Torre Normanna es un restaurante elegante en un enclave privilegiado ideal para una cena romántica. Imaginaos cenar en una terraza en lo alto de una torre medieval con vistas a la costa de Amalfi y al mar, en una mesa a la luz de las velas y decorada con flores mientras un camarero de traje blanco te sirve una copa de proseccco… estos italianos sí que saben ;-).
Cuando conseguimos despertar del sueño 🙂 empezamos la cena con unas croquetas de patata (un poco flojas) y un tartar de ternera con queso caprese que estaba perfecto. Mi chica es una fan absoluta del marisco, así que no quedaba otro remedio que pedir los papardelle di Gragnano all’astice. La langosta estaba increible de sabor y preparada en su punto, no dejamos nada en el plato. Yo me decidí por el fileto ricota con cama de patatas, con un muy buen foie. Excepto las croquetas lo demás estaba de cine.
Como no podía ser menos, cenamos con prosecco, Il Sogno. Resultó bastante bueno, quizás con más burbuja y algo más ácido que otros proseccos que probamos. El servicio fue atentísimo y amable durante toda a velada, a pesar de que fueron un pelin bordes cuando fuimos a reservar por la tarde. Debían de estar entrando a trabajar y estaban de mal humor. Al final durante la cena fueron impecables, así que todo olvidado.
La cuenta final salió por 110€. Teniendo en cuenta la localización, que es la carísima costa de Amalfi y lo que comimos, me parece una muy buena RCP. Al final nos llevamos un maravilloso recuerdo de esta velada romántica y eso no tiene precio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s